Has escuchado la expresión “lo que cuenta es lo de adentro”? ¡Una frase muy cierta! Incluso cuando se trata de un pastel de Quince.

No nos malinterpretes, sabemos que quieres un pastel precioso que sorprenda a tus invitados desde el primer momento en que pongan sus ojos en él, pero al mismo tiempo deseas que tus invitados disfruten de cada bocado y hablen maravillas de él.

Ya sea que tus papilas gustativas estén pidiendo algo dulce o algo ligeramente ácido, hay un sabor para tu pastel de Quince diseñado sólo para ti.

Aquí te presentamos el top 10 de sabores para pasteles de Quince, que no te defraudará.
P.D. Planea una visita a tu panadería local después de leer acerca de estos divinos manjares.

1. Chocolate

A pesar de que te encuentras en la transición de niña a mujer, todavía es válido que te siga gustando el chocolate. Con tantos sabores de chocolate que existen, es fácil combinarlo con otros sabores como fresa, menta y plátano. Y para que tu pastel quede súper rico, pídele a tu panadero que le agregue jarabe de chocolate o escoge un pastel de chocolate alemán para acentuar el sabor. Teniendo en cuenta el hecho de que el chocolate ha sido el sabor # 1 por años, te aseguramos que tus invitados no se podrán resistir a tu pastel.

 

2.Red Velvet

Desde el descubrimiento del Red Velvet, nadie ha dejado de probar los cupcakes, pasteles, galletas e incluso los frappuccinos de este delicioso sabor. Nos encanta su textura rica y cremosa combinada con el glaseado de queso crema que le da un sabor único, diferente al del chocolate y la vainilla. ¡Si tu tema incluye rojo, este sabor no puede faltar en tus Quince!

 

3. Limón

Si tu paladar te está pidiendo desesperadamente algo ligeramente ácido en ese día tan especial, ¡pide un pastel de limón para tus Quince! Para complementarlo sírvelo con glaseado de crema de limón o con unas deliciosas frutas, como la frambuesa o la fresa. ¡Perfectos para una Quinceañera en primavera!

 

4. Vainilla

Con este sabor no te puedes equivocar. Es ligero pero cremoso y se puede combinar con casi cualquier cosa. Incluso lo puedes mezclar con sabores exóticos, las opciones son infinitas. Lo mejor de todo, ¡es perfecto para cualquier tema y época del año!

 

5. Coco y Limón

Si tu paladar te está pidiendo desesperadamente algo ligeramente ácido en ese día tan especial, ¡pide un pastel de limón para tus Quince! Para complementarlo sírvelo con glaseado de crema de limón o con unas deliciosas frutas, como la frambuesa o la fresa. ¡Perfectos para una Quinceañera en primavera!

 

6. Zanahoria

¡Quién diría que las zanahorias podrían tener un sabor agradablemente dulce! Si eres atrevida y piensas que los sabores chocolate y vainilla son aburridos, un pastel de zanahoria describirá mejor tu personalidad en tus Quince. Decóralo con zanahoria rallada con nueces, ¡hmm…qué rico!

 

 

7. Tiramisú

Si el menú consta de comida italiana, ¡¿por qué no cerrar con broche de oro con una deliciosa rebanada de tiramisú como postre?! El tiramisú es un postre italiano que se ha hecho cada vez más popular en los últimos años. Dedos de novia remojados en café con una pizca de cacao hace que este sabor sea verdaderamente de ensueño.

 

8. Napoleón 

Con tres capas de hojaldre, dos capas de crema pastelera y algunas veces pastel blanco, este crujiente postre tiene una textura irresistible. Puedes personalizarlo si lo deseas y añadir mermelada o fruta fresca. ¡Una excelente opción si estás pensando en algo creativo y fuera de lo común!

 

 

9. Tres Leches

Pan esponjoso sumergido en leche evaporada, leche condensada y crema de leche. ¿El resultado final? ¡Un pastel celestial húmedo y endulzado a la perfección! Si quieres celebrar tus raíces en ese día tan especial, elige un pastel de tres leches. Una opción popular entre la cultura hispana. Usa un relleno de fruta fresca para complementar tu fabuloso pastel.

 

10. Pastel de Queso

Crema de limón, chocolate, fresa, mango…los pasteles de queso vienen en una gran variedad de sabores para que coincida con tus gustos. La corteza es crujiente y las capas superiores son irresistiblemente cremosas. ¡Un manjar del cielo!